Costa Rica: Siete empresas recibieron la primera acreditación de carbono neutral

Siete empresas recibieron la primera acreditación oficial de carbono neutralidad en el país. Los primeros en obtener el título fueron BAC/Credomatic, Distribuidora Florex, Euromobilia, Geocycle de Holcim, Grupo Britt, Mapache Rent a Car y Travel Excellence.

Para lograr esta certificación, las empresas llevaron a cabo un arduo trabajo, con un proceso de gestión medible y transparente basado en la norma nacional, que se gestiona en la Dirección de Cambio Climático del MINAE.

La empresa Britt trabajó en la obtención del certificado desde octubre, ya que desde su fundación está comprometida con el ambiente y trabaja en su conservación, dijo Adrián Cedeño, coordinador ambiental, de Grupo Britt.

Los empresarios aseguran que es un reto difícil, pero no imposible, la C-neutralidad, requiere mucho trabajo en equipo y un impulso no solo de la compañía, sino de sus trabajadores.

"Los procesos que cambiamos y reformamos son la mayoría en energía, en el transporte, optimización de rutas, equipos en camiones para reducir las emisiones, es más que todo una disciplina operativa", agregó Wilkie Mora, gerente general de Geocycle de Holcim.

Los dos empresarios consultados concordaron en que más que el título, se les da un reconocimiento especial a las empresas, y según ellos, hace un impacto positivo en la gente para que en su casa u oficina, también traten de ayudar al ambiente.

Costa Rica es un país que se forja metas ambiciosas y osadas, quién iba a imaginar que una pequeña nación iba a tener tanta valentía y visión, para decir que ayudaría a combatir el cambio climático, con la C-Neutralidad, dijo Laura Chinchilla, presidenta de la República.

Esta certificación hará posible el desarrollo de un mercado doméstico de carbono, en el cual estas empresas y las nuevas organizaciones que entrarán en el proceso, podrán compensar sus emisiones por medio de la compra de Unidades Costarricenses de Compensación (UCC).

Estos UCC son créditos de carbono ligados a proyectos forestales de reforestación o protección de bosques, así como a proyectos innovadores de reducción de emisiones y de eficiencia energética.

En conjunto estas empresas, lograron reducir un total de 752 toneladas de CO2 anuales, así certificadas. Y el porcentaje de reducción con respecto al total de las emisiones fue de un 18,7%.

Autor Raquel Rodríguez