Euroclima
30 de Noviembre, 2021

Luces y sombras de lo que dejó la COP26

Durante los días que se ha llevado adelante la COP26, en el Pabellón de Euroclima+, el programa insignia del a Unión Europea en materia de cambio climático, se han presentado 43 eventos en total, donde representantes de diferentes organizaciones, agencias y países, se reunieron para llevar a cabo intercambios, compartir experiencias y realizar encuentros multilaterales.

Se puede decir que ha habido una gran expectativa sobre el primer encuentro presencial post pandemia y de tal magnitud, y además,  por la importancia y urgencia que la temática demanda. En lo que al Pabellón de Euroclima+ se refiere, cada una de las reuniones se enmarcaron en temas de una agenda muy diversa y ambiciosa que sin dudas ha dejado una imagen positiva. Los temas rondaron en:Políticas climáticas orientadas a la reducción de emisiones, la adaptación al cambio climático y/o la protección de hábitat naturales, Transición justa, consideración de grupos vulnerables en las políticas climáticas, Participación inclusiva en la definición e implementación de políticas climáticas, Movilización de las finanzas de las finanzas del clima y Acciones que acelran la transición hacia la neutralidad de carbono. 

 Por su parte,en lo que se refiere a la Cumbre en general,  es interesante y relevante ver cómo es la primera vez que los combustibles fósiles y el carbón han sido incluídos en el texto. En él, se planea reducir la dependencia mundial del carbón y promete destinar más dinero para ayudar a los países más pobres a lidiar con los impactos del clima. Se le da entonces,  un lugar que hasta ahora no había tenido, no obstante, el texto ora por la reducción progresiva del uso del carbón, y no la eliminación de la utilización del mismo. No es menor que la enmienda haya sido acordada entre los países más desarrollados, a iniciativa de China y la India.

A su vez, hubo un acuerdo sobre la utilización del metano, el mismo, liderado por Estados Unidos y la Unión Europea, a través del cual se han comprometido a reducir las emisiones de dicho gas de efecto invernadero para el 2030. En otro orden de temas, el sector privado también mostró un gran compromiso con casi 500 empresas de servicios financieros mundiales que acordaron alinear alrededor del 40% de los activos financieros del mundo, con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París. 

En palabras del Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, “es un paso importante pero no suficiente. Debemos acelerar la acción climática para mantener vivo el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados”. Él mismo añadió que es el momento de pasar al “modo de emergencia”, poniéndole fin a las subvenciones a los combustibles fósiles, eliminando el carbón, ponerle precio al carbono, proteger a las comunidades vulnerables y cumplir el compromiso de 100.000 millones de dólares de financiación para el clima. 

Probablemente lo que se podría reclamar del documento final es que deja sin respuesta la pregunta de cuántas emisiones debe recortar cada país durante la próxima década y con cuánta rapidez. Y, por otra parte, se sigue sin otorgar a los países en desarrollo los fondos que necesitan para recurrir a energías menos contaminantes y enfrentar los desastres del clima cada vez más extremos. 

Una última reflexión que se podría hacer sobre la Cumbre es la brecha generacional y de género en Glasgow. Los tomadores de decisiones son, en su mayoría, hombres blancos de la tercera edad; mientras que las personas que se encuentran más molestas por el ritmo de las acciones climáticas son, en su mayoría, mujeres jóvenes.



La implementación de EUROCLIMA+, financiado por la Unión Europea, y cofinanciado por el gobierno federal de Alemania a través del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), los gobiernos de Francia y España a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, y se realiza según el “Espíritu del Team Europe” bajo el trabajo sinérgico de siete agencias: Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, Expertise France (EF), Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), y el Programa de la ONU para el Medio Ambiente. 

Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias