Empleos verdes
26 de Enero, 2022

Día Mundial de la Educación Ambiental

El Día Mundial de la Educación Ambiental se celebra el 26 de Enero cada año, y su conmemoración tiene origen en dos eventos significativos en la construcción de los principios del Desarrollo Sustentable: la primer Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Humano, llevada a cabo en Estocolmo, Suecia, en 1972; y, consecuentemente, la firma de la Carta de Belgrado, publicada en 1975 como parte del Seminario Internacional de Educación Ambiental, en torno a la cual se sentaron las bases para un proceso de transformación de los sistemas educativos y la orientación hacia una ética de la Tierra.

El principal objetivo de la Carta de Belgrado fue impulsar una población mundial consciente y preocupada con el ambiente y sus conflictos, promoviendo el conocimiento, la motivación y el compromiso para trabajar en la búsqueda de soluciones. Se plasmó también la necesidad de vincular aspectos clave de la realidad humana, como son la calidad de vida y la felicidad, enfatizando así la posibilidad de resguardar los ecosistemas a través de la promoción de cualidades que propician el bienestar social e individual y la vida en armonía con el entorno natural. 

Desde entonces, la Educación Ambiental se ha expandido y profundizado hasta constituir una base de principios conceptuales, metodológicos y éticos que alcanza a todos los contenidos y niveles de formación e impulsa nuevas prácticas formativas a partir de instrumentos pedagógicos y didácticos que promueven relaciones más equilibradas entre sociedad y naturaleza. Sus principios se ven reflejados tanto en las estructuras de educación formal, no formal e informal, la educación comunitaria y ciudadana, la comunicación e información por parte de gobierno e instituciones en relación a temáticas socio-ambientales.

En este sentido, la Educación Ambiental constituye un pilar fundamental del Desarrollo Sostenible, manifestado en el Objetivo de Desarrollo Sustentable 4 de la Agenda ODS 2030, “Educación de calidad”, el cual se orienta a fomentar una educación básica, igualitaria, inclusiva y de calidad para todas las personas. En el mismo se destacan particularmente dos metas:
“De aquí a 2030, asegurar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible."
Por otra parte, es importante destacar que Argentina cuenta desde 2021 con la Ley 27.621 para la Implementación de la Educación Ambiental Integral (EAI), a través de la cual se busca establecer estos principios formativos como parte de una política pública nacional permanente, integral y transversal. La EAI es definida en esta norma como:
“Aquel proceso educativo permanente con contenidos temáticos específicos y transversales, que tiene como propósito general la formación de una conciencia ambiental, a la que articulan e impulsan procesos educativos integrales orientados a la construcción de una racionalidad, en la cual distintos conocimientos, saberes, valores y prácticas confluyan y aporten a la formación ciudadana y al ejercicio del derecho a un ambiente sano, digno y diverso”. 
A su vez, se plantea un necesario abordaje multidimensional de la EAI, con enfoques que incluyen aspectos ecológicos, políticos, económicos, y, fundamentalmente, sociales y éticos, reforzando el sentido de ley en tanto proceso de transformación social fundado en valores de justicia social, distribución de la riqueza, preservación de la naturaleza, igualdad de género, protección de la salud, democracia participativa y respeto por la diversidad cultural.

La Ley establece a su vez una serie de principios de la EAI:
  • Abordaje interpretativo y holístico,
  • Respeto y valor de la biodiversidad,
  • Principio de equidad,
  • Principio de igualdad desde el enfoque de género,
  • Reconocimiento de la diversidad cultural,
  • Participación y formación ciudadana,
  • Cuidado del patrimonio natural y cultural,
  • Problemática ambiental y procesos sociohistóricos,
  • Educación en valores,
  • Pensamiento crítico e innovador,
  • Ejercicio ciudadano del derecho a un ambiente sano.

En el marco del Proyecto Empleos Verdes Locales, financiado por la Unión Europea y ejecutado por la RAMCC como responsable y la Cámara de Comercio Italiana de Rosario, In Situ y Wageningen University & Research como socios implementadores, la Educación Ambiental se integra a través del desarrollo de una amplia diversidad de capacitaciones orientadas a fomentar la creación de empleo sostenible, equitativo y decente. A su vez, en cuanto a los emprendimientos verdes, dentro de la categoría “Educación y Comunicación Ambiental” se destacan iniciativas que incluyen: escuelas de empleo verde, centros de interpretación, prácticas ambientales y de sensibilización, actividades artísticas, fundaciones abocadas a la difusión y concientización ambiental.

Frente a los desafíos que presenta la crisis climática, la Educación Ambiental ofrece un marco de referencias que alcanza no solo a las instituciones educativas, sino también a todos los espacios de comunicación en relación al ambiente y los problemas asociados. Es en el seno de las comunidades, en diálogo con los sectores privados, los gobiernos y las organizaciones, donde es necesario y urgente gestar acciones frente al cambio climático con base en los principios de equidad, igualdad, y justicia. 

Compartir en redes

 

 

Ver todas las noticias